Publicado el 06/03/2018

Bernardita Silva, Gerente de Estudios de la CNC: “Hay que apuntar a una experiencia integral”

Llegó marzo, y con el objetivo de realizar un balance respecto a la evolución del turismo de extranjeros en nuestro país y sobre cuáles son las tendencias de los consumidores para realizar sus compras de principio de año, conversamos con Bernardita Silva, Gerente de Estudios de la Cámara Nacional de Comercio.

El fenómeno del “turismo de shopping” ha tenido un impacto muy positivo en el comercio de nuestro país. ¿Cómo ha evolucionado en los últimos meses?

La llegada de los extranjeros al país ha ido aumentando en los últimos años, principalmente por el aumento de la llegada de argentinos que tuvimos a partir de finales de 2015, cuando empezó el gobierno de Macri. Aquí fue cuando comenzamos a ver el boom del “turismo de shopping” de los argentinos en nuestro país, con alzas en sus compras con tarjeta que llegaron a superar el 100% anual. Este fenómeno se acentuó bastante en 2016, beneficiando fuertemente al sector minorista nacional, y luego comenzó a decrecer a partir de 2017.

¿Siguen liderando los argentinos este segmento?

Los argentinos, pese a que sus compras han ido decreciendo en los últimos trimestres, siguen liderando. El año 2013 representaban cerca de un 15% de las compras que hacían los extranjeros en el país, mientras que en 2017 representaron un 37%.

En cuanto al crecimiento en sus compras, el 2017 fue de más a menos, terminando el último trimestre con una caída del 7,8%.

Muy de lejos los siguen los norteamericanos y los brasileños. Esto últimos, que representan un 6% de las compras de extranjeros han ido aumentando su representatividad, y se vio un crecimiento promedio de 25% en sus compras en nuestro país durante el 2017.

Con la mejora de las expectativas económicas, ¿ven un repunte en el consumo local que pudiera suplir la eventual disminución de “turistas de compras” extranjeros?

Lenta ha sido la recuperación del consumo privado, luego de la desaceleración experimentada a partir de la segunda mitad del 2013, continuando el 2014, y luego estancándose desde el 2015 hasta mediados de 2016, para recién comenzar a recuperar fuerzas a fines de 2016 y volver a debilitarse en la segunda mitad del 2017.

Al analizar el comportamiento de los bienes de consumo durante el año 2017 se aprecia que lo que ha sobresalido es la venta de automóviles; pero en cambio las demás categorías de durables y semi durables, dan cuenta que el consumo del sector retail se debilitó en la segunda mitad de 2017 y uno de los factores que afectó esta debilidad fue la desaceleración en la llegada de argentinos a nuestro país, y por ende de sus compras.

Ahora, cuando tenemos una mejora de las expectativas el consumo interno mejora. En los últimos años tuvimos un consumidor que se ubicaba en el terreno pesimista y ahora, desde finales del año pasado, hemos pasado del pesimismo al optimismo y esto debería comenzar a reflejarse en las decisiones de consumo.

Se acaba el verano y nos enfrentamos a la vuelta al colegio. ¿Cómo han cambiado los hábitos de compras de los chilenos? 

Si bien todavía la penetración del comercio electrónico es baja, alcanzando cerca del 4% de las compras del sector comercio, nuestro índice de ventas online muestra que éstas han ido aumentando con lo que superan el 30%. También se ha visto un aumento de prácticas que facilitan las compras a los consumidores, como lo es la posibilidad de enviar la lista escolar y comprarla ya hecha. Hay muchos servicios en el caso escolar que se están desarrollando en el comercio para atraer a los clientes facilitándoles su experiencia de compra.

¿Cuáles son los principales desafíos que identifican para el comercio, en especial para los centros comerciales?

Los principales desafíos los vemos en la penetración del comercio electrónico y en la disminución del turismo de compras de los argentinos, que le hicieron muy bien al sector retail en los últimos años.

Hay distintas estrategias que se podrían hacer en el caso de los turistas argentinos, como ofrecerles una experiencia más amplia, quizás una campaña fuerte, para que no se genere una dependencia exclusivamente de los precios, pues si los precios se igualan ya no les es tan conveniente comprar acá. Se necesita aprovechar la oportunidad de hacer algo más contundente y posesionar el “turismo de shopping” en nuestro país.

Los centros comerciales también tienen el desafío del aumento de las ventas online, con lo que se hace necesario que ofrezcan una experiencia más integral, que complemente las compras con entretención, cultura, gastronomía, etc, que la oferta sea más amplia. Algo que ya están aplicando varios actores del sector.

Share this...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter